Tagine de pollo con tomates, canela, miel y almendras

Estándar

Es muy común en la cocina marroquí los platos que en otras culturas sólo se conciben salados, como la carne y el pollo, endulzarlos con elementos como la miel, la fruta deshidratada o las especias como la canela.

Lo más conocido es quizás el cordero con ciruelas, pasas, albaricoque, etc, que podemos encontrar en muchos restaurantes. De manera que, quizás, esta propuesta de receta de pollo con tomates, canela, miel y almendras sea un gran descubrimiento.

Es realmente muy fácil y muy sabroso.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Ingredientes:

¾ de pollo o 1 pollo entero cortado a trozos pero con piel (a escoger, se puede sacar si se prefiere)
2 kg de tomates
1 cucharada llena de Paprika o pimentón dulce
1 cucharadita de azafrán
1 cebolla mediana rallada
2 cucharadas de miel
1 cucharada grande de canela
50 gr. de almendra
1 cucharada pequeña de sésamo tostado
(los frutos secos son para decorar)
Aceita y/o mantequilla

Modo de preparación:

Pelar, cortar (no triturar) los tomates procurando sacarle un poco las semillas y el agua que contengan dentro.

Poner el pollo cortado a la cazuela o a la base del tagine con aceite o mantequilla. Añadir los tomates, la cebolla rallada, la sal, la paprika y el azafrán.

A fuego moderado-lento, y mejor tapado, dejar cocer pero sin parar de mezclar bien para que no se pegue.

Cuando el pollo esté casi cocido, sacarlo y reservarlo.

Dejamos la salsa que ha quedado en el tagine sin tapar para que se evapore el agua que queda de los tomates. Vamos removiendo para que no se nos pegue.

Cuando ya está más espesa, añadir la miel, la canela y un poco de mantequilla, y dejamos cocer unos minutos sin parar de remover. Añadimos el pollo, tapado, para que se impregne de la salsa. Ir removiendo de vez en cuando para que no se nos pegue.

Mientras, hemos frito las almendras que pondremos junto con el sésamo cuando cerremos el fuego, como elemento de decoración y toque final.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

NOTA: este plato es una especialidad del restaurante Dar Mimoun, en Marrakech, que se dedica a promover la comida típica bereber y del sur de Marruecos.

Ellos lo suelen cocer sin sacar la piel ni del pollo ni del tomate, que les queda de un color rojo intenso y realmente sabrosísimo. No obstante, os recomendamos que os adaptéis un poco a vuestras preferencias y gustos, y que no escatiméis el tomate, ya que suele reducirse muchísimo, luego se queda en la mitad, y el secreto de todo el sabor está en la salsa!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s